Branding Personal: Su importancia para los desarrolladores.

Todos tienen una historia. Aquí está la mía:

Hola, soy Leonel, y soy Ingeniero Senior de Software Venezolano en Panamá. Soy desarrollador Big Data, con inclinación a la ciencia de datos y experiencia en desarrollo móvil. Mi trabajo es tomar aquello que imaginas y hacerlo realidad, diseñar aquello que visionas, comunicar a aquellos que están alejados y resolver eso que te preocupa.

En mi vida, no solo soy Leonel, el ingeniero de software, o Leonel el padre, sino que también soy la marca ‘Leonel’, desarrollador Big Data que asiste a charlas, dicta cursos que puedes encontrar en Internet y tiene una introducción intencionalmente hecha a medida. Eso resume lo que hago.

La idea del personal branding de convertirte en una marca es bastante extraña. Algunas personas se rehúsan porque tiene la mala reputación de estar asociado con «vender un producto» o de que usted, como persona, es un producto o pertenece a una entidad. En esta época en la que todo el mundo odia a los fanfarrones más humildes, o no le gustan las tareas que se llevarán a cabo, es fácil ver por qué algunas personas no hacen nada con respecto a su marca personal.

Sin embargo, es imposible negar el poder de la marca. Desde lo que elegimos comprar hasta nuestras creencias y valores fundamentales, nuestras vidas están determinadas por la marca de alguien o de alguna compañía de alguna manera. Las decisiones que tomamos sobre las cosas, las ideas o las personas como resultado de las impresiones que tenemos se encuentran en el núcleo mismo de cómo los humanos interactúan con el mundo. Del mismo modo que usamos estas impresiones para guiar nuestra toma de decisiones, debemos ser conscientes de lo que nosotros, como desarrolladores y personas, ofrecemos al mundo y lo que forma nuestra propia marca.

Como desarrolladores o programadores, cuando vamos de un lugar a otro, generalmente no tenemos activos tangibles, como un artista tiene una cartera o un periodista tiene clips. El código, a menos que pertenezca a la comunidad Open Source (Código Abierto), es el dominio privado de los clientes o de la organización de la que forma parte y, como resultado, nos queda poco para diferenciarnos, además de un título y algunos puntos sobre un resumen. Esa falta de propiedad es lo que hace que la marca sea tan crucial, especialmente cuando es una de las únicas cosas que te diferencia.

Pero a medida que fui tomando experiencia como desarrollador de software, empecé a darme cuenta de lo importante que era desarrollar una marca personal. Esta práctica de definir mi marca personal no solo me ha permitido exhibir por completo el trabajo que hago como ingeniero, sino que también me ha ayudado a cultivar y descubrir quién quiero ser para el mundo.

La marca personal: Un cultivo a largo plazo.

Para mí, cultivar una marca es como hacer crecer una planta. Por defecto, una marca es como un par de raíces en el suelo, con algo de altura y hojas que han crecido hasta lo que es ahora. A diferencia de una planta real -que requiere que existan elementos establecidos de agua, luz solar y oxígeno-, una marca y la persona a la que está adherida no tienen ningún elemento establecido que necesite para tener éxito y no existen restricciones.

Puedes poner lo que quieras en tu marca y crecerá en lo que quieras que sea. A dónde va su marca, qué tan grande o pequeña es, qué tan rápido crece, eso depende de uno mismo. Incluso se puede cambiar de dirección a la mitad, lo cual es algo que no se puede decir sobre las plantas.

Ya sea que esté programando, trabajando o pensando en mi marca personal, me aseguro de seguir estos cuatro pasos: Definir, Crecer, Curar y Aprender.

Definir

La marca no se trata de lo que sientes o piensas acerca de ti, sino más bien de lo que otras personas sienten, piensan y dicen sobre ti. Esto fue bastante aterrador para mí al principio, pero rápidamente me di cuenta de que puede ser un alivio. La marca no se trata de ti, se trata de todos los demás y de cómo te perciben.

Para comenzar a definir su marca, hágase la pregunta «¿Por qué me conoce la gente?» Si tiene problemas con esto (lo cual hice), acérquese a sus colegas para obtener comentarios.

Curar

Después de recibir retroalimentación de sus compañeros y colegas, el siguiente paso en el proceso de desarrollo de la marca es la curaduría. La clave de este paso es comprender por completo lo que quiere que se sepa y evaluar si coincide con lo que la gente piensa de usted en su trabajo, proyectos o cualquier otra cosa y utilizar esta información como su modelo final. Otra forma de conceptualizar este paso es pensar: Si pudieras comenzar desde cero, ¿quién me gustaría ser?

Crecer

Una vez que haya establecido quién va a ser su «futuro», el siguiente paso es hacer crecer la marca de esa persona. Una pregunta importante que debe hacer durante este paso es cómo va a pasar del presente al futuro.

Así es como lo hice: tomé las tres cosas por las que quería ser conocido desde el paso anterior y encontré tres objetivos para cada uno, estos objetivos se relacionaron con una visión de lo que quería para mi yo futuro.

Aprender

El cuarto paso en el desarrollo de una marca personal es aprender analizando sus métricas de éxito y comprendiendo cómo lo ha hecho. Este es un paso simple que a menudo se olvida, pero es crucial para todo el proceso de desarrollo de la marca. Por lo general, solo pongo una cita en mi agenda y reflexiono internamente o en voz alta con un amigo o colega de confianza. Encuentro que siempre puedo aprender algo nuevo de la reflexión y descubrir qué puedo incorporar en la próxima iteración de mi marca.


Also published on Medium.

Publicado por

sansagara

Software and Data Engineer. Tech Passionate. Open Source Advocate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *